Quince quinces y un chorlito


Pánico en las obras del Tren de Alta Velocidad
23/06/2010, 22:49
Filed under: biodiversidad, conservación | Etiquetas: , ,

CCRPIN, 27 de julio de 2010.

De nuestro corresponsal en la margen izquierda del Oria.

Las obras acaban de empezar, como quien dice, y ya han surgido graves problemas que hacen que nos temamos lo peor. El relato de los hechos debemos iniciarlo el pasado jueves cuando el maquinista Leonardo Martín desprendió, no sin dificultad, una gran roca durante los trabajos de desmonte del tramo Itsasondo-Barbate. El bloque quedó a un lado de la pista de acceso a la traza principal, tal como se aprecia en la imagen superior. La flecha señala el orificio perforado para facilitar los trabajos de extracción del bloque. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, a la mañana siguiente los operarios se encontraron con una desagradable sorpresa. Por causas que aún se desconocen, durante la noche se desencadenó en el susodicho orificio lo que en el argot científico se conoce como “reproducción explosiva”. Este fenómeno, que afecta principalmente a las aves que anidan en cavidades, consiste en la súbita sucesión del proceso reproductor, el cual puede llegar a completarse en apenas unas horas. En el caso que nos ocupa la especie implicada fue un pico picapinos (ver imagen inferior).

Para la hora de comer ya habían volado los cinco pollos y todo parecía volver a la normalidad, pero hete aquí que a media tarde el acontecimiento llegó a los oídos del colectivo ecologista local,  que raudo y veloz interpuso querella criminal contra los responsables de la obra, presentando poco después la pertinente solicitud de declaración cautelar de espacio natural protegido para el bloque y su entorno (en un radio aproximado de 100 km).

Alegan los ecologistas que la singularidad del fenómeno obliga a invocar el principio fundamental de precaución y a considerar los dimes y diretes. Tienen de su parte al Defensor del Contribuyente y a la Asociación de Amas de Casa de Txingudi-Norte, por lo que nos tememos que el proceso judicial de recursos y contrarréplicas que se avecina será duro, largo y difícil.

De momento las obras han tenido que parar. Las innumerables ventajas que este magno y fastuoso proyecto nos iba a proporcionar habrán de esperar. Paciencia hermanos.

Anuncios