Quince quinces y un chorlito


Comienza con éxito el programa de conservación Ex-situ del Tigretón Donostiarra
04/04/2010, 21:13
Filed under: biodiversidad, conservación | Etiquetas: , ,

CCRPIN, Naveros, 2 de junio de 2010

Tras tres años de preparativos han comenzado, en el Centro de cría en cautividad de Cristina Enea, los trabajos del Programa en Cautividad del Tigretón Donostiarra Macrosigmetum odonensis Lh. 1791. El programa, que cuenta con financiación de la National Philarmonich Orchestra de Toronto, consta de tres fases y está previsto que se desarrolle a lo largo de los próximos 35 años.

Nos permitimos recordar a nuestros lectores que esta especie cuenta con un único ejemplar en el mundo. Balduino, que así se llama la fiera, vive desde hace 23 años en la jaula de los pavos del citado centro. Fue donado a La Bella Easo por el Cardenal Roncesfalles, Emérito de la Archidiócesis de Elosua, que lo ganó en el frontón de Ugaldetxo en 1911. Se cree que su primer propietario fue un rico hacendado aizkoitiarra, el cual lo habría capturado en los hayedos de Lizarrusti. Sea como fuere, al animal se le ha encontrado pareja viable y el estado de conservación de la especie comienza a ver la luz al final de un largo tunel.

Las crías resultantes de los primeros apareamientos se mantendrán en el centro hasta lograr un stock suficiente que permita garantizar el mantenimiento de al menos un 17% de la variabilidad genética de la especie. Una vez conseguido este objetivo, se procederá con la segunda fase: la reintroducción en su hábitat natural. Probablemente las primeras sueltas se desarrollarán en 2023. Aún están por determinar los lugares que acogerán a los ejemplares liberados.

Una vez consolidada la población silvestre, probablemente hacia 2030-35, el tigretón donostiarra se incluirá en la correspondiente orden foral como especie cinegética. Se estima que en 5-10 años la población habrá sido reducida a la mínima expresión y a principios de 2050, contando con los fondos provenientes de la venta de permisos de caza, comenzará el Segundo Programa de Conservación Ex-Situ. Si todo sale bien es previsible que estemos entretenidos durante una buena temporada. Independientemente de los resultados que se obtengan, el trajín éste finalizará tras alcanzar el decimotercer programa.

Señalar por último que desde el centro de cría se solicita a la ciudadanía que haga llegar sus propuestas de nombres para las criaturas. Para ser considerados los nombres propuestos han de tener al menos dos sílabas y comenzar por “Txo”. Entre las personas cuyos nombres sean seleccionados se sorteará una alfombra confeccionada con la piel de Balduino.

Les mantendremos informados de los acontecimientos.

Anuncios


Caza, cazadores y sus estupendos cacharros
04/04/2010, 14:10
Filed under: biodiversidad, conservación | Etiquetas: , , ,

El ejercicio de la caza contribuye a la conservación de la biodiversidad, es un buen ejemplo de desarrollo sostenible y es determinante en la lucha contra el cambio climático.

Y el que tenga alguna duda al respecto que se lo pregunte a estos machotes.



Las últimas ninfas de los bosques vascos
03/04/2010, 14:10
Filed under: biodiversidad, conservación | Etiquetas: , ,

CCRPIN, Naveros, 25 de mayo de 2010.

Martas, lirones, rapaces, pícidos,… Todo eso está muy bien, pero no nos engañemos, las verdaderas especialistas, las que otorgan el “marchamo de calidad” a un bosque bien conservado son las ninfas. En nuestro caso, si queremos hablar con propiedad, debemos referirnos a una especie concreta: la Dríade vasca Amantapobius euskaldensis Lh. 1769.

Dríades en su hábitat

Necesitadas de hayedos y robledales maduros, hoy apenas quedan unas decenas de parejas. Hemos destruido la mayor parte de nuestras masas naturales y los pequeños fragmentos que aún se mantienen no cuentan con los elementos que configuran el hábitat óptimo de esta especie. Los árboles muertos, imprescindibles para sus saltos y genuflexiones, son cada vez más escasos. Además, deben recorrer grandes distancias para recolectar el kilo y medio de bayas que necesitan para alimentarse cada día. Y que decir del jabalí, en franca expansión favorecida por el paisaje humanizado, que además de dejarlas sin comida, las persigue incansable, a saber con que aviesas intenciones.

Pese a que pronto se cumplirán 250 años de su descubrimiento para la ciencia, la mayor parte de su biología sigue hoy siendo un misterio. Dado que son difíciles de capturar e imposibles de criar en cautividad, la información de que disponemos se ha logrado reunir gracias a la inestimable labor de un grupo de funcionarios ociosos, que dedican su vida a la contemplación y a la meditación en las más profundas barrancas de nuestra geografía. Como suele suceder, el azar ha jugado a nuestro favor. Lo que en un principio tenía como único objetivo perder la cobertura del móvil, permite hoy que podamos ir recopilando observaciones que en principio nos han permitido delimitar su área de distribución y establecer una primera valoración de su estado de conservación.

El diagnóstico inicial no puede ser más desalentador. La especie, que nunca fue abundante, se encuentra hoy relegada a dos pequeñas masas de frondosas (cuya localización no es oportuno revelar).

No queda sino desear que su reciente inclusión en el Catálogo de Especies Amenazadas permita implementar con urgencia medidas que favorezcan la recuperación de su hábitat.

¡Ah, por cierto! Se reproducen mediante partenogénesis, así que tranquilidad.