Quince quinces y un chorlito


Así mueren nuestros buitres
07/12/2009, 20:14
Filed under: biodiversidad, conservación | Etiquetas: , , , ,

Sobran los comentarios

Anuncios


Descubierta en Arno la nueva “Niña de La Selva”

La noticia saltaba esta mañana a los medios de comunicación de todo el mundo:

“Hallada en el Macizo de Arno la novia de Mowgli”

Desde este enclave montañoso, situado a caballo entre Mutriku y Mendaro, se contemplan hermosos parajes, terrestres y marinos; siendo lo más característico del paisaje la presencia de una importante masa de encinar cantábrico, que  al parecer ha brindado cobijo durante los últimos años a la protagonista de la noticia.

La primera y hasta ahora única evidencia con que contamos acerca de la existencia de Maitetgli (así la ha bautizado la prensa) es la imagen que acompaña a esta nota. Se obtuvo mediante una de las cámaras automáticas instaladas en Arno para el seguimiento de la fauna. Se desconoce si se encuentra sola o acompañada, si habla mucho o poco y no hay datos acerca de su alimentación, aunque su presencia podría explicar la desaparición de algunas reses el pasado verano. Lo que está claro es que se desplaza a cuatro patas, que en principio no parece agresiva y que debe llevar allí lo menos 18 años.

Maitegli, sorprendida en su hábitat

La administración competente, con los reflejos que le caracterizan, ha encargado un estudio para valorar la situación y aclarar las competencias y responsabilidades que se deban asumir en la gestión del suceso. Hay que recordar que Arno es uno de los Lugares de Importancia Comunitaria seleccionados para entrar a formar parte de la Red Natura 2000, y este descubrimiento sin duda habrá de ser tenido en cuenta en el Plan de Gestión de este área (actualmente en redacción).

La presencia de Maitegli y quien sabe si de una población entera de Maiteglis (el estudio en marcha lo dirá) habla del buen estado de conservación del macizo y es un acicate más para preservar esta masa de encinar, priorizando en su gestión las actuaciones orientadas a mantener su estructura y extensión y descartando su “ordenación selvícola” o cualquier otro uso productivo.

Aspecto que muestra la cumbre de Arno

Confiamos plenamente en nuestros gestores y no dudamos que su buen hacer permitirá que Maitegli pueda seguir disfrutando de su hábitat (y nosotros con ella).