Quince quinces y un chorlito


Estado de conservación del río Oria (Gipuzkoa)
¡Eso, eso! ¡Pero antes de cuidarlo, vamos a darle un repasito!

¡Eso, eso! ¡Pero antes de cuidarlo, vamos a darle un repasito!

Esta imagen no es reciente, tiene ya siete u ocho años (no recuerdo bien). Retrata las obras de encauzamiento del río Oria a la altura de Itsasondo en Gipuzkoa. Desgraciadamente sigue de plena actualidad.

– ¡Si la foto es vieja, qué coño hace ahí! – diréis – ¡Eso, eso, qué lo diga!

Hombre… Es una foto dolorosa a la par que divertida. Para entendernos, se puede decir que “da po’l culo, pero te saca una sonrisa” ¿O es que hay alguien “a estas alturas de la película” que entiende que el trato dispensado puede considerarse como cuidadoso?  Por si quedara alguna duda, el chorlito sacó otra foto (la que sigue) en el mismo tramo, 500 metros aguas abajo.  Además, la que digo…, sean las fotos viejas o no, seguimos tratando fatal a los ríos, cada vez peor…

– ¡Vale, vale! Pon la foto que te de la gana.

– Hombre, un poco de coña si que tiene… ¡Cuidemos el río! ¡Qué cachondos los de las excavadoras!

¡Para disfrutar, primero hay que sufrir! Pues este rio va a disfrutar un montón - digo yo - porque putas ya las ha pasao, ya ...

Como decía aquel: ¡Para disfrutar, primero hay que sufrir! Pues va a disfrutar un montón -digo yo- porque putas ya las ha pasao, ya ...

¿Y a cuento de qué este estropicio? – os preguntaréis algunos. Pues hombre, los promotores a la vez que encauzan el río, salvando así a sus sufridos votantes-conciudadanos de sus procelosas aguas, se reinventan el dominio público hidraúlico y le sisan unos metros cuadrados, y todo hay que decirlo, se pasan por el forro toda la legislación vigente en materia de medio ambiente (pareado incluido); que parece que esto último les “pone un montón”.

Aquí hay uno que se ofrece para sacar una foto actual y ponerla la semana que viene (a ver si es verdad, porque mucho voluntario, ¡ya voy yo, ya voy yo,…! pero luego si te he visto no me acuerdo). La foto actual, por aquello del antes y el después, más que nada,… De todas formas, no hace mucho pasamos por allí y ya os anticipo que el panorama ha mejorado poco. Y eso por no hablar de la mierda que lleva el río algunos días, que el tan cacareado saneamiento no acaba de llegar y en estiaje el porcentaje de aguas fecales respecto al total del caudal circulante es estremecedor (1).

¡Ah, se me olvidaba! Este “ribereño jardín del edén” es la antesala de uno de los tramos considerados como Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red Natura 2000. No forma parte de ella, por escasos 500 metros.

Los más estudiosos y aplicados podéis ilustraros picando aquí o aquí sobre algunos detalles de la “poblemática” de nuestros ríos

(1) Nota del escribano. No tenemos ni repajolera idea de cual es dicho porcentaje. Consideramos que “estremecedor” es un calificativo que hace justicia al repugnante aspecto y olor del río Oria en algunas épocas del año. ¡Sí, ya sabemos que hace 40 años bajaba lleno de espuma y de pasta de papel, pero aún queda mucho por mejorar! ¡Queremos ríos limpios y vivos!



Desarrollo sostenible en Gipuzkoa
04/02/2009, 01:48
Filed under: sinsorgadas | Etiquetas: , ,

Jacuzzi rural